Un poco de historia

Corría el año 1967 cuando el abuelo Ángel Burgo, ganadero de Carranza, quien día tras día deshuesaba un jamón cuando no había tanto pincho en la época del txikiteo con vino de la alhóndiga y los botones de los bancos que venían con la lista de bocadillos, inauguro nuestro querido y tradicional Bar Ledesma junto con sus tres hijos, Iñaki, Txutxi y José.

Y los hijos de los hijos son quiénes hoy día gestionan y mantienen viva la esencia de Bar Ledesma.  Tras el fallecimiento del abuelo Ángel en 2002, pasa a manos de Iñaki. En 2017, tras la jubilación de Iñaki, toman el relevo sus hijos, Iñakitxu y Alex.

Entre 2010 y 2015 se realizó la reforma que hoy día podéis pasar a ver, donde mostramos, en nuestra barra y mobiliario, la exposición permanente de Txema Trinkkado.

Tras sus 50 años sigue conservando esencia, cultura y encanto único…

Lugar tradicional en pleno centro de Bilbao para dejarse caer a cualquier hora del día; con horario ininterrumpido, decoración característica, inmejorable ambiente y delicias seleccionadas con mimo para degustar mañana, tarde o noche.

Lugar de paso donde la gente bebe en la barra, se sienta a probar nuestra carta, degusta nuestra gran variedad de pinchos y tortillas o se acomoda para ver los partidos de su equipo de fútbol favorito en la mejor compañía.

Lugar de obligatoria visita si lo que buscas es tradición vasca.